Concierto de Roger Waters

Cerdo en el Concierto de Roger WatersApenas hace unas horas que he vuelto del Palau Sant Jordi en el que he disfrutado con un concierto como hacía mucho que no disfrutaba. Roger Waters, al que tuve la oportunidad de ver en 2002, ha completado un espectáculo redondo de principio a fin. El concierto estaba planeado y programado al segundo, los tiempos, las proyecciones, los muñecos, el fuego, las explosiones, … espectacular.

El concierto comienza, con puntualidad inglesa, con una mezcla de canciones de varios discos (como The Wall y The Final Cut) más una canción nueva, publicada en Internet en 2004, sobre la invasión de Irak (Leaving Beirut). Tras un descanso de 15 minutos (clavados), el grupo toca el disco The Dark Side of the Moon completo y el espectáculo de láser simulando la carátula del disco.

Concierto de Roger WatersTras otro descanso, más corto el concierto termina con 5 canciones de The Wall, terminando con Comfortably Numb y dejando un muy buen sabor de boca a los espectadores.

Las fotos que acompañan el post están hechas con un móvil, lo sé… me tendría que haber llevado la cámara.

¡No se permiten fotos!

Desde el pasado 30 de marzo escribo en el blog de Barcelona de la red de blogs Vive la Ciudad montada por Weblogs, S.L. y promovida por NH Hoteles. Este trabajo me supone darme una vuelta de vez en cuando por la ciudad para ver y descubrir sitios, tomar notas, hacer fotos… ¡un momento!

El tema de las fotos es peliagudo, hay 3 tipos de sitios: en los que no se dan cuenta (¡perfecto!, campas a tus anchas y haces las fotos que quieres), en los que no te ponen pegas (iguales que los anteriores) y en los que te sueltan la frase ¡aquí no se pueden hacer fotos!. El último caso de sitio del tercer grupo fue en la tienda Cacao Sampaka, les visité para hacerme una idea de lo que tenían y para hacer unas fotos y en el momento que iba a hacer una… una empleada me soltó la frase.

Independientemente de que si le hubiera comentado para qué quería las fotos me hubieran dejado… no lo sé, no lo probé ya que ya tenía fotos suficientes, la política de no dejar hacer fotos es muy estúpida. Si lo pensamos hay varias posibilidades para las que una persona quiere hacer una foto:

  • Quiere tener un recuerdo de la tienda: qué daño hace una persona que hace una foto para uso personal, ninguno, ¿verdad?
  • Está haciendo un artículo para una revista, blog, plublicación, …. : otro caso en el que la prohibición juega en su contra, si es para un blog personal ídem que el anterior, si es para una revista o publicación, ¡les están haciendo publicidad!
  • Es la competencia: en este caso sí que la tienda podría alegar que lo hacen para proteger su imagen… pero dudo mucho que dicha prohibición sirva de algo ya que “la competencia” puede comprar y copiar el producto (no le hacen falta fotos) y por el diseño de la tienda… hay gente que tiene mucha memoria (o un bloc de notas) y no les hacen falta fotos para acordarse de la distribución, colores, iluminación… además pueden ir todas las veces que quieran

En definitiva, prohibir hacer fotos no sirve de nada (por lo menos en tiendas, restaurantes y locales del estilo), a ver si se enteran algunos. Y para muestra fijaros en la foto que un personaje de los que ya no quedan me dejó hacerle.

Juanito, el alma del Pinotxo

Si queréis hacerle una visita aquí tenéis la información necesaria.

Primer post

Este post estrena mi blog personal, me llamo Christian Fuentes si quereis saber algo más de mi podéis acceder a la página Acerca de… En este blog escribiré noticias y reflexiones personales, es lo que se suele decir, pero siempre acabas escribiendo lo que te parece.

Espero que lo disfrutéis.