Día del libro y ¿de los derechos de autor?

Pues sí, resulta que hoy, al igual que años anteriores, y desde hace 12 años, es el día internacional del libro y de los derechos de autor. Y yo que pensaba que la UNESCO estaba para defender a la cultura y resulta que defiende a la cultura y a los intermediarios que actúan sobre ella.

Independientemente de la tontería que supone que hoy también sea el día de los derechos de autor, todos sabemos que la mayoría de las editoriales y librerías tratan el día del libro como el día de sacarnos de encima los libros que no vendemos y enchufaros otra vez el libro del Buenafuente. Pero lo que de verdad es sorprendente es la cantidad de gente que solo compra libros hoy y nunca los leen, o los regalan a gente que nunca los leerá, por eso, quizá, deberíamos cambiar el nombre por el de “día internacional de la compra de libros” así nadie dudará de lo que hay que hacer.

Otro punto fuerte del día es que desde 1992 la Unión Europea obliga a las bibliotecas de todos los países miembros a cobrar un canon por cada libro prestado, en España habíamos anulado para proteger la ya de por sí debilitada red de bibliotecas. A finales del año pasado un juez del Tribunal Europeo de Justicia obliga a las bibliotecas españolas a cobrar el canon. De qué sirve gastar millones en publicidad para fomentar la lectura, si luego cuando alguien vaya a coger un libro a una biblioteca pública le digan: serán 0,20€, que aunque por ahora no oiremos esto en una biblioteca lo estaremos pagando igualmente mediante nuestros impuestos. Este caso es aún más sorprendente que el canon sobre los CDs y DVDs ya que en estos productos el canon lo abonamos cuando los compramos, en el caso de las bibliotecas lo vamos a pagar vayamos o no a una biblioteca.

En definitiva, es evidente que mucha gente no irá a una biblioteca por muchos anuncios que haya, yo, por ejemplo no suelo ir, prefiero comprar el libro y tenerlo en casa, pero hay mucha gente que los usa como una herramienta diaria e imprescindible y los que, al final, serán los perjudicados.

Por cierto, vale la pena leerse la carta de José Luis Sampedro en contra del préstamo de pago en las bibliotecas [PDF 3.8 KB].

Más información | noalprestamodepago.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *